Tercer año de la Ley de Inclusión Laboral

Con motivo del tercer año de la puesta en marcha de la Ley 21.015, María José López, directora ejecutiva de Fundación Contrabajo, conversó con el Matinal “Todos Juntos” de Radio La Discusión de Chillán, para analizar los efectos de la normativa en personas con discapacidad.

En nuestro país, más de 2 millones 600 mil personas en edad de trabajar tienen algún tipo de discapacidad, por lo que el impacto de la normativa, que el 1 de abril cumplió su tercer año es fundamental.

Según manifestó la directora ejecutiva de Fundación ConTrabajo, la norma ha permitido que más de 26 mil personas se hayan incorporado al mundo del trabajo regular, lo que significa acceder a protección social, tener seguro de cesantía e ingresar a una comunidad, entre otras cosas.

Por otro lado, la ley de inclusión laboral también ha propiciado un movimiento en el mundo de la opinión pública, a raíz de la necesidad de que las empresas se planteen qué es realmente la inclusión.

“Yo creo que esto ha generado conversaciones muy significativas, lo que ha sido de gran valor y tan importante como lo es la contratación misma de la personas con discapacidad, porque si realmente no establecemos estas conversaciones y no derribamos los mitos y prejuicios en relación al colectivo es muy difícil avanzar.

Lo Pendiente

En la actualidad la Región del Ñuble tiene una tasa de contratación que bordea el 50% de lo exigido por la ley de inclusión laboral, lo que implica que de 667 personas a contratar, hay 334 trabajadores con contrato vigente.

Sin embargo, en términos generales aún falta mucho por avanzar, considerando que a nivel nacional cuentan con contrato sólo el 0,1% del total de personas con discapacidad, explicó María José López.

“En lo que tenemos que fijarnos realmente, no es si estamos sólo cumpliendo la ley de inclusión laboral, sino cómo está la situación de las personas con discapacidad en su conjunto”.

Recomendaciones

La directora ejecutiva de Fundación Contrabajo explicó que para que un trabajador sea contratado bajo la ley de inclusión laboral, debe contar con una pensión de invalidez o ser parte del Registro Nacional de Discapacidad.

En Chile sólo un 10% de las personas con discapacidad está inscrita en el Registro Nacional de Discapacidad, por lo que es muy difícil para las empresas avanzar en la contratación, porque no puede obligar a las personas entregar datos de discapacidad.

“Muchas personas tienen temor de inscribirse en el Registro Nacional de Discapacidad y perder la pensión de invalidez al ser contratados, pero esto no es así, por lo que hay que es importante averiguar en las oficinas municipales.

Finalmente, María José López señaló que las personas con discapacidad que pueden acceder al mundo del trabajo, experimentan cambios significativos en su calidad de vida y gracias a la Ley 21.015.

“Todas las empresas con más de 100 trabajadores están obligados a contratar al 1% de dotación a trabajadores con discapacidad, con o sin pandemia”.

Puedes escuchar la entrevista completa a continuación.