Construyendo redes con supervisores de trabajadores con discapacidad

07. agosto 2018

Para que el proceso de inclusión laboral sea exitoso y se convierta en una oportunidad real de desarrollo para las empresas, se necesita el apoyo de toda la comunidad.

Con el fin de construir una red de apoyo entre los equipos de trabajo y la Fundación para resolver en conjunto las dificultades que surgen en el camino y compartir experiencias entre las empresas, convocamos a los supervisores de los trabajadores con discapacidad, quienes cumplen un rol clave en la inclusión.

El encuentro fue un espacio para ver puntos de encuentro, desafíos, aprendizajes y comprender el valor de este cargo en este proceso.

Compartiendo experiencias y prejuicios: “Al principio pensé que no iba a resultar”

En la conversación, los supervisores reconocieron sus temores y dificultades.

“Cuando supe que iba a entrar una persona con discapacidad a trabajar, pensé que no iba a resultar. Pero, vamos aprendiendo”- Roberto Guzmán, Sheraton.

“Pensé que estaba preparada, pero ha sido una experiencia totalmente nueva, con problemas y aprendizajes”- Francisca Lara, Banco Bci.

“He aprendido con esto. De repente uno se equivoca en pedir más de lo que una persona puede dar y eso afecta al trabajo para todos, hace que sea menos eficiente. Tenemos que entendernos más”- Rolando Bahamondes, Parque del Recuerdo.

Aprendizajes: “No son niños, son adultos. Trabajar es un derecho”

Coincidieron en que la inclusión también es una oportunidad para re-educarse y desaprender patrones de sobreprotección que se construyen sobre personas con discapacidad cognitiva.

 “Es complejo, porque hay una sobreprotección y ellos lo saben (…) Con el tiempo aprendimos que no son niños y que deben cumplir sus labores tal como el compañero de al lado”- Mónica Herrera, Dimerc.

“Me molesta que se diga que son niños, porque no lo son, son adultos. Esa mirada genera conflictos, porque se infantiliza a la persona en el trabajo”- Hernán Fuentes, Abcdin.

“Trabajar es un derecho que las personas con discapacidad tienen. No les estamos haciendo favor. Por lo tanto, lo debo tratar como cualquier otra persona y cuando no se algo, me puedo apoyar en la Facilitadora Laboral” -Irma González, Parque del Recuerdo.

Desafíos: Avanzar hacia una cultura inclusiva más allá del ámbito laboral

A pesar de que hay ciertos patrones que identifican a personas con discapacidad cognitiva, las experiencias reflejaron que todas las personas son distintas y presentan diferentes dificultades. 

También, concluyeron que para acompañar a los trabajadores con discapacidad hacia su independencia y autodeterminación, la inclusión debe trabajarse de manera transversal, más allá del ámbito laboral y permear nuestra cultura, políticas y prácticas.

Somos supervisores, pero no vamos a estar toda la vida con ellos. Podemos apoyarlos y entregarles las herramientas para que sean independientes y autosuficientes”- Chrisitán Navarro, Grupo Gtd.

“La discriminación existe y por eso se necesita hacer entender al grupo de trabajo el concepto de inclusión, de qué se trata todo esto, para llevarlo a cabo de la mejor manera posible”- Gustavo Stolle, Translogic.

Comparte en redes sociales
2018-08-29T18:57:01+00:00